385

ICSI

Microinyección intracitoplasmática de espermatozoides

(Intra-Cytoplasmic Sperm Injection)

Es una técnica usada en los tratamientos de Fecundación In Vitro que consiste en inyectar un espermatozoide con la ayuda de una micropipeta directamente en el interior del ovocito para conseguir la fecundación.

En la Fecundación in Vitro convencional se insemina cada ovocito con 100.000 espermatozoides móviles; uno de ellos, al azar, penetra en la membrana del óvulo.

Antiguamente se utilizaba la técnica ICSI cuando la cantidad de espermatozoides móviles era baja. Actualmente, se indica también en muchos otros casos para aumentar la tasa de fecundación.

Para conseguir el éxito en un tratamiento de FIV, deben fecundarse una media del 75% de los ovocitos maduros. En algunos casos no se produce la fecundación o se consigue en porcentajes muy bajos; puede ser porque la membrana del ovocito lo dificulta o bien porque los espermatozoides tienen alteradas en su cabeza las sustancias que perforan esta membrana. Es por ello que la técnica ICSI está indicada en el primer ciclo de FIV, en los casos de esterilidad de origen desconocido, cuando se cuenta con pocos óvulos o si no queremos dejar que influya el azar en las probabilidades de conseguir un buen resultado en nuestro tratamiento.

La técnica ICSI es recomendable para intentar asegurar que haya fecundación y evitar fallos. Pudiendo prevenirlo, es muy triste encontrarnos con que al día siguiente de la FIV no se ha fecundado ningún óvulo.

Disponible para reserva

Tratamientos a los que puedes añadir esta técnica

Selecciona también el tratamiento con el que combinar esta técnica y añádelo a tu presupuesto.

Otras opciones que podrías necesitar

Añádelas también a tu presupuesto y calcula el coste total.

Pide una cita gratuita

Rellena el formulario y nos pondremos en contacto contigo para concretar una cita con un experto.